¿Qué tan importante es el fútbol en la comunicación?

 

Por: Andrés Juárez
Alumno de Ciencias de la Comunicación UCEM
Colaborador del Laboratorio de Periodismo UCEM

Para los mexicanos el fútbol es más que un simple deporte. Como en otros lugares, forma parte de la cultura popular en nuestro país e incluso se podría considerar por muchos como una religión.

No es de sorprenderse que este deporte sea el de más audiencia en México, pues según datos de ESPN y la encuesta aplicada por el GCE (Gabinete de Comunicación Estratégica) es el más practicado y el más visto por diferentes medios de comunicación como la televisión, la radio y más recientemente a través de las redes sociales.

La comunicación del deporte tiene una influencia importante ya que la información del fútbol llega a nosotros por diferentes medios. Un ejemplo claro de ello: La Televisión, que es el medio más popular para ver los partidos además de escuchar las opiniones de expertos y enterarse de noticias relevantes al deporte.

FPT

El mercantilismo que surje gracias a la cultura del fútbol, es otro ejemplo de comunicación, ya que supone un negocio que cubre una necesidad de expresión y de identidad que los fanáticos demuestran al consumir diferentes productos para compartir su pasión por este deporte y por el equipo o el judaror al que admiran. Actualmente es normal ver a una persona con la camiseta con los colores de su equipo o ver jugar a los jóvenes con un balón de las Chivas o del América.

El fútbol representa no sólo una forma de entretenimiento, que es una de las funciones de la comunicación, sino también una actividad deportiva que ayuda a desarrollar una formación integral, personal y profesional, integrando valores que los medios de comunicación logran difundir como el compañerismo, el respeto, el trabajo en equipo, la confianza, el desarrollo físico, entre otros.

Para muchas personas, este deporte llega a ser una gran fuente de motivación, debido a que ayuda a fijarse metas y aspiraciones para lograr lo que se proponen y no se den por vencidas, siguiendo ejemplos de jugadores que no solo en la cancha son admirables, sino también en la vida.

Sin duda, para los mexicanos el fútbol no sólo representa un hobbie sino también es una pasión que lleva la emoción de sentir el comienzo y el final de cada partido, ya sea en el estadio o desde la sala de su casa.

Mujer, arte y vida

Por: Paola Soni Del Angel
Alumna de Ciencias de la Comunicación UCEM
Colaboradora del Laboratorio de Periodismo UCEM

Ghislaine Thomas, expone en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) pinturas que son el resultado de la impresión de momentos de su vida; en composición, utiliza únicamente materiales asociados con su origen, los sitios donde ha habitado y su sensibilidad, el alquitrán, los pigmentos y el chapopote relacionados con África (Argelia) mismas que considera por las posibilidades de uso que le generan. 
 
Sus obras no tienen nombre o descripción, ya que considera que las pinturas hablan por sí solas, así como que su uso podría distorsionar su propio sentido.“je vous laisse devant mes toiles; sans doute vous y retrouverez – vous” / “Te dejo frente a mis pinturas; sin duda te encontrarás en ellas” –G. Thomas.

La Habana: una ciudad como ninguna otra

Por: Daniel Pérez Romo
Egresado de Ciencias de la Comunicación UCEM
Auxiliar del Laboratorio de Periodismo UCEM

Un lugar que pareciera estar detenido en el tiempo, donde los edificios y los autos clásicos pintan las calles de muchos colores; donde la gente camina despreocupada, hablando entre ellos ruidosamente en el calor del día. Hay niños jugando con su pelota en la calle o pidiendo dulces a los turistas.
En las noches, hay jóvenes bailando afuera de su casa con la música de su radio portátil. Los parques públicos se convierten en espacios populares donde los habitantes se reúnen para conectarse a Internet con sus dispositivos móviles. Al norte de la ciudad, el inmenso mar abraza la zona a lo largo del malecón. Una ciudad tan cautivadora que ha sido el destino turístico de diferentes personajes célebres, quienes terminan enamorándose.
Conocer La Habana es ser testigo de la historia de Cuba, es descubrir el producto de una revolución que no hace más de seis décadas fue consumida. La propaganda y las imágenes de figuras políticas siguen formando parte del escenario en esta isla que es tan rica en sus paisajes como lo es su historia y su cultura.